Maestras del café Karla Ximena Chiry: barista por méritos propios

Karla Ximena Chiry Cerezo (Cochabamba, Bolivia, 1994) El 2016 ha sido un gran año para Karla: tras convertirse en la mejor barista de Cantabria, su comunidad, se impuso en la categoría de latte art del último Campeonato Nacional de Baristas Fórum Café. Algo excepcional si tenemos en cuenta su corta edad, 22 años, y su inexperiencia como barista. Por ello, en su carta a los reyes magos pide ahora, que ha terminado sus estudios y por méritos propios, convertirse en barista profesional y seguir así ligada a un sector del que no quiere apartarse. “No sé si lo mío es pasión pero siento que quiero dedicarme al mundo del café, que necesito seguir en él adquiriendo nuevos conocimientos”, comenta.

foto karla 1
Karla, en plena actuación en el Cto. Int. de Baristas de Escuelas de Hostelería en Foz, Galicia. Foto: Cto. de Foz.

Karla, que ha acabado un ciclo formativo de grado medio de Servicios en Restauración, inició su relación con el café gracias a un curso del IES Peñacastillo Escuela de Hostelería y Turismo José Luis González y al que se apuntó sin dudarlo. “Soy de las que se apunta enseguida a todo; necesito aprender y vivir nuevas experiencias”. Y del curso pasó rápidamente a los concursos, donde demostró sus dotes de barista con un tercer puesto en el Campeonato Internacional de Baristas de Escuelas de Hostelería. “Gracias a los concursos he podido ir a Galicia y Barcelona y también conocer a mucha gente”, afirma. Pero, seguramente, su historia de éxito no hubiera sido la misma sin la ayuda de Raúl Alonso, formador de Grupo Dromedario, que le transmitió su pasión por el café y la preparó a conciencia para las competiciones. Otra de las personas claves en su corta pero intensa trayectoria en el mundo del café es Karen Quiroga, “la reina de las baristas en Cantabria, que me ayudó con la técnica del latte art”.

En su carta a los reyes magos pide convertirse en barista profesional y seguir así ligada al sector.

Para esta cántabra originaria de Bolivia, el oficio de barista, aunque es cada vez más conocido entre el público, necesita contar aún con muchos más profesionales. “Hay buenos baristas pero pocos todavía y muchos de ellos son jóvenes porque tienen ganas de aprender cosas nuevas y experimentar”, dice. Es por ello que reclama más formación y pone como ejemplo los cursos que imparte la empresa tostadora Grupo Dromedario. Interrogada sobre por qué hay más hombres que mujeres baristas, Karla dice que es “pura coincidencia”. Lo que ya no es cuestión de azar es cómo hacer el mejor espresso según ella: “La materia prima es lo más importante, luego la molienda del café ya que si el grano está muy grueso el resultado sale más aguado y no aprovecha todos sus aromas”.

Foto principal: Cto. de Foz

Un comentario sobre “Maestras del café Karla Ximena Chiry: barista por méritos propios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × tres =