Maestras del café Mariëlla Giljam: una holandesa con el café en la sangre

Nuestra tercera entrega de la serie Maestras del café nos acerca la personalidad y trayectoria de una barista holandesa establecida en Barcelona que ha hecho del café algo más que su profesión.

Mariëlla Giljam (Sint Annaland, Holanda, 1989): esta joven holandesa residente en Barcelona lleva el café en la sangre, como confiesa en The exploring barista, un videoblog donde relata su experiencia y día a día en la capital catalana: “El café es mi vida 365 días al año, y a veces 366”. A ello, se dedica en cuerpo y alma, en su puesto actual en el tostador Nømad Coffee como barista -uno de los sitios top de la escena cafetera barcelonesa-, donde llegó después de trabajar en la cadena de cafeterías Costa Coffee.

mariella_portadaDesde su llegada a Barcelona, Mariëlla ha tenido ocasión de comprobar las diferencias que nos separan de Holanda en cuanto al café. “En mi país, se toma mucho café de filtro y menos espresso y también hay más cultura de disfrutar del café que aquí”, afirma. Pero si algo la ha sorprendido es la poca atención que se le da al cliente en algunos sitios. “Aquí puede haber alguien en una mesa tras la barra sin ser atendido y no pasa nada”, afirma. No es el caso de la cafetería Nømad Coffee donde ella trabaja como barista explicando a los clientes el origen y proceso de elaboración de cada café que toman. “Me encanta educar y formar a la gente y el contacto con el cliente”, afirma. Eso sí, si le pedís un espresso tendrá que ser sin azúcar, tal como lo sirven en Nømad, porque “el café ya tiene dulzura de por sí”. Mariëlla lo hará “con mucho amor, bien tostado y ni muy ácido ni muy amargo, como se elabora el mejor espresso”.

“En mi país, se toma mucho café de filtro y hay más cultura de disfrutar del café que aquí, afirma”

Respecto a la proporción de hombres y mujeres baristas, Mariëlla cree que en el oficio hay menos mujeres porque “seguramente ellos empezaron antes” aunque ella a esto no le da importancia. Lo que sí la ocupa es seguir progresando en su carrera profesional. Es por ello que continúa formándose “sobre todo en la elaboración de espressos y las especialidades con leche” y ambiciona convertirse en un futuro en formadora de la Speciality Coffee Association of Europe (SCAE). Otro de sus objetivos es mejorar su conocimiento sobre el café visitando sus países de origen “como por ejemplo Cuba”. También piensa en recuperar su faceta competidora como barista que la llevó a quedar tercera de España en un campeonato organizado por Costa Coffee. ¡Mucha suerte!

2 comentarios sobre “Maestras del café Mariëlla Giljam: una holandesa con el café en la sangre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

doce − diez =