Magazine digital sobre el mundo del café
Categorias Etiquetas

México: el gran café de Nayarit y sus microclimas El café nayarita se ha posicionado en el mapa internacional gracias a sus condiciones climatológicas únicas.

9

En el límite del trópico de cáncer se haya un lugar enclavado en la Sierra Madre Occidental que, gracias a las particularidades de sus condiciones, produce café: el Estado de Nayarit. Este territorio no posee la popularidad de otros en la República Mexicana pero su pequeña extensión, de 27.335 km (que representa el 1.4% de la superficie nacional) es sinónimo de calidad en su café. 5.000 productores se encargan de trabajar 17.000 hectáreas y la cosecha puede durar hasta el mes de abril y no febrero como en otros estados.

“En Nayarit, se cruzan factores que influyen en el desarrollo de la cereza que puede cultivarse desde los 100 m a los 1.400 m.”

Gracias a su localización (al norte 23º 05’; al sur 20º 36’ de latitud norte; al este 103º 43’, al oeste 105º 46’ de longitud oeste), en Nayarit se cruzan una serie de factores que influyen en el desarrollo de la cereza cafetal que puede cultivarse desde los 100 metros hasta los 1.400 sobre el nivel del mar. Basta con recorrer 100 km al norte desde Compostela para abandonar el cinturón de café y transitar a un clima desértico. Y es que este estado mexicano cuenta con una geografía con variedad de climas como el templado y el tropical; este último es el que predomina en la región con una temperatura media anual de 21°C y una precipitación de 1.150 mm distribuida en hasta cinco meses en verano.

Gerardo Vázquez, en el centro de la foto, junto a otros recolectores de café en la Finca el Cuarenteño, en Xalisco.

Gerardo Vázquez, en el centro, junto a recolectores de café en la Finca el Cuarenteño, en Xalisco.

Plantaciones en la costa y centro del estado
Desde el siglo XIX se cultiva café en Nayarit. Con el tiempo se fueron forjando las zonas con mejores condiciones para su producción abarcando la costa y centro del estado. Por orden de relevancia productiva los municipios productores son Xalisco (dentro del cual se encuentra la zona de El Cuarenteño), San Blas (que posee la conocida Tecuitata), Compostela, Tepic (donde se hayan lugares como La Yerba y El Aguacate), Santiago Ixcuintla, Rosamorada y Acaponeta. Es la variabilidad de clima y latitud lo que en buena medida potencia el cultivo de café y lo que lo hace distinguirse por su perfil afrutado, su buen cuerpo y acidez brillante que recuerda a los cítricos como la lima y limón.

Gerardo Vázquez, de Café Oriental y productor de la zona de El Cuarenteño, indica que gracias a ser un estado costero la brisa marina aporta minerales a los cafetos y una geografía que permite la producción de cafés lavados y naturales; es decir que el clima facilita cualquiera de los beneficios a diferencia del Estado de Guerrero que se caracteriza por sus cafés naturales o del de Veracruz que se distingue por producir más los lavados. Los microclimas que posee por lo accidentado del territorio, al haber laderas y barrancos, han permitido que en pequeños lugares la maduración de las cerezas sea más lenta (aunque la principal razón es la latitud) y, por lo tanto, que absorban más nutrientes. Además, está conectado con Veracruz por el eje neovolcánico y ya sabemos del aporte que proporcionan este tipo de suelos.

Rigoberto García, en su finca en Compostela, al sur del Estado de Nayarit.

Rigoberto García, en su finca en Compostela, al sur del Estado de Nayarit.

El intercalado de diversas variedades de árboles frutales, principalmente el plátano, aguacate y guasamayeto, favorecen el desarrollo del fruto porque lo protegen y nutren. Además, al requerir tratamiento para evitar plagas los cafetos duplican el beneficio. De ello resulta una manera de amortiguar la economía de los productores ya que hace casi tres años el país fue afectado por la plaga de la roya, lo que impactó negativamente al campo porque su abandono continúa siendo exponencialmente mayor y eso en buena medida se provocó por la pérdida total de muchas cosechas.

Gracias a este tipo de crisis, el productor Rigoberto García descubrió que, entre los moribundos cafetales que dejó la roya en su finca Compostela situada a 1.200 metros sobre el nivel del mar, la varietal catimor sobrevivió a la plaga. Este productor sostiene que pese al poco afecto que le tienen en comparación con la typica (también resistente), las particularidades de Nayarit hacen posible extraer su máximo potencial para revelar su mejor calidad. Y por eso el Consejo Nayarita del Café se ha dado a la tarea conservar y proteger la producción de café introduciendo más variedades como costa rica 95 y sarchimor. Así poco a poco se irán combatiendo los prejuicios respecto a estas variedades.

La crisis por la que atraviesa el café también se debe a los precios del mercado de Nueva York lo que se suma al desinterés por el campo. Gerardo Vázquez ve como una posible alternativa para el futuro del sector la promoción y mayor producción del café de especialidad porque no es receptor inmediato de la bolsa de Nueva York y, por lo tanto, tiene sobreprecio.

Gilberto González Barrios, coordinador del Consejo Nayarita del Café (fundado en la década de los setenta), prioriza el apoyo a los productores de la zona serrana frente al panorama poco halagador del café. Pero está convencido del potencial de Nayarit por lo que le apuesta a promover el retorno de los jóvenes al campo y a comenzar a cambiar la forma de trabajar de los productores. Así se irá resarciendo la falta de conocimiento para combatir las problemáticas y se irá innovando en nuevas formas que enfrenten factores como el cambio climático.

Fotos: Academia Mexicana del Café; Rigoberto García; Lavanda Café

No Hay Más Artículos
Subscribete para recibir todas nuestras novedades

He leído y acepto los términos y condiciones
Acepto recibir newsletter