Nabila El Gamaouchi: “¡Empecé Nabila Cafè con 56 euros!” Entrevistamos a una maestra del café, propietaria de una cafetería de especialidad que se ha convertido en referencia en Olot, Girona

El primer día que Nabila El Gamaouchi levantó la persiana de su cafetería “solo tenía 56 euros en el bolsillo” pero atresoraba toda la ilusión del mundo. Tres años y unos meses después, el establecimiento, que puso en marcha capitalizando el paro y con un crédito personal, no solo ha logrado convertirse en punto de encuentro para los amantes del café de especialidad en Olot, Girona, sino que ha llevado a otros a seguir su ejemplo. “Nos hemos convertido en un lugar de referencia donde la gente viene a tomar buen café y eso me hace sentir muy orgullosa”, cuenta Nabila en cuya cafetería trabajan ahora cuatro personas más. Ahora la ciudad ya cuenta con tres establecimientos más dedicados al café de especialidad.

nabila 1
Nabila, pionera con el café de especialidad en su ciudad.

Nabila ha forjado una estrecha relación con el mundo del café, y la merecida reputación del establecimiento que regenta, a base de mucho tesón y una enorme capacidad de superación. “Soy una persona muy inquieta que huye de  las rutinas”, asegura. Empezó a autoformarse como barista para acallar las quejas sobre sus cafés en la cafetería donde trabajaba. Lo consiguió y, en su empeño de mejorar, acudió al Campeonato Barista de Girona del Fórum Café de 2014, que ganó sin apenas experiencia. Más tarde, en el de Catalunya se llevó el premio de mejor latte. Fue un año que recordará siempre: tras quedarse sin trabajo por cierre del local, le empezaron a llover ofertas. “Viendo el sueldo que me ofrecían diferentes cafeterías, me di cuenta que yo podía generar mucho más si abría mi propio negocio”. Y se lanzó a la piscina: en noviembre ya había puesto en marcha Nabila Cafè.

“Nabila Cafè apuesta por una fórmula “entre lo comercial y lo especial” con bebidas como cappuccinos de nutella, con chocolate, etc”.

Al principio no lo tuvo nada fácil ya que “la gente en Olot no estaba acostumbrada ni al tipo de café que ofrecíamos ni a los precios”. Poco a poco, Nabila fue convenciendo a los clientes de las bondades del café de especialidad y sumó más adeptos que “creyeron en mi sabedores de que había ganado el campeonato de Girona”. “La gente le da a tu producto la importancia que tú le otorgas”, dice convencida. En la actualidad, Nabila Cafè sigue apostando, con éxito, por una fórmula equilibrada “entre lo comercial y lo especial” donde encontramos “una carta muy divertida”. “Ofrecemos bebidas como cappuccinos de nutella, con chocolate, caramelo, etc”, de gran demanda entre el público y que se han convertido en “la parte fuerte del negocio”. En su selección de cafés, hallamos desde un Nicaragua hasta un Colombia o un Honduras pero no “cafés poco tostados porque a la gente le saben agrios o ácidos”.

Nabila, en una de sus formaciones.
Nabila, en una de sus formaciones.

Nabila Cafè sigue los designios de su propietaria y mira al futuro con optimismo. Tras una profunda remodelación del local y de su imagen, de la cual ha desaparecido la cara de su propietaria del logo en un intento de hacer el negocio menos ‘unipersonal’, han empezado a tostar su propio café. “Hemos establecido una relación de intercambio con nuestro tostador de confianza, Cafès Gener, de Cardona: yo doy formación a sus clientes y ellos me dejan tostar a mi mi café”. “Elijo entre los más de 100 orígenes que tienen de café en verde, la mayoría de Colombia, y los tuesto”, explica. Nabila confía que la experiencia que está adquiriendo ahora con el tueste le permita abrir su propio tostador en diciembre. “También he hecho un curso de cata y tueste con Kim Ossenblok, que es de preparación para el Q Grader”, asegura. “Quiero tostar café para mi cafetería pero también para otros establecimientos y la gente de mi entorno”. “Me gustaría cambiar el paradigma de la distribución de café”, añade.

Nabila seguirá siendo noticia. Su hiperactividad y la pasión que ha desarrollado todos estos años por el café, un mundo al cual llegó “por casualidad”, dan fe de ello. Dice que le gustaría volver a competir, que no lo ha hecho los últimos años por falta de tiempo. Que nadie dude que, con tal determinación, lo hará y que, más que probablemente, estará entre los mejores. ¡Mucha suerte, seguiremos tus pasos con interés!

Fotos: Facebook Nabila Cafè; Nabila El Gamaouchi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 − cuatro =