Maestras del café Carolina Hernández: de campeona a formadora

Iniciamos una serie de perfiles sobre las mejores baristas del momento. Auténticas maestras del café, tan jóvenes como preparadas, que nos cuentan su trayectoria de éxito y que hablan de su pasión por una profesión al alza donde la mujer juega cada vez un papel más protagonista.

Carolina Hernández (Bogotá, Colombia, 1980) Carolina cayó enamorada de su actual oficio cuando entró en contacto por primera vez “con el mundo del barismo” de la mano de Estrella Laguna, propietaria de la Cafetería Luar de Barcelona. Fue ahí donde, como camarera, dio sus primeros pasos en el mundo del café que más tarde le permitirían llegar a trabajar para Cafés El Magnífico, un reputado tostador barcelonés que la catapultó al olimpo barista en España cuando, bajo su tutela, se alzó con el Campeonato Nacional en 2013. “Fue un premio al equipo por el esfuerzo y horas de preparación invertidos”, apunta, “pero también por todo el aprendizaje que nos llevamos”.

Carolina, actuando como juez de competición. Foto: C. Hernández.
Carolina, actuando como juez de competición. Foto: C. Hernández.

En la actualidad, Carolina sigue vinculada a Cafés El Magnífico como asesora barista y formadora, tanto “a nivel interno como para clientes como restaurantes, cafeterías y hoteles”. “Nuestro trabajo es introducir a sus trabajadores en la complejidad del café que va mucho más allá del manejo de la maquinaria y la extracción”. Y que tiene en cuenta “desde el mismo origen del café, el proceso para obtener el grano, su procedencia, etc, hasta su preparación”. Y no sólo para profesionales sino también para el público en general que quiere disfrutar de su café como una “bebida versátil, tanto en frío como en caliente”. Las opciones, enumera Carolina, son muchísimas: “desde el espresso, ristretto o lungo a las especialidades con leche como el capuccino, cortado, machiatto, latte o flat white hasta cócteles con o sin alcohol”.

“A nivel de competición se disfruta mucho y la preparación es un apredizaje muy interesante”

Carolina, en acción. Foto: Fórum Cultural del Café.
Carolina, en acción. Foto: Fórum Cultural del Café.

Todo ello, claro está, gracias a que “la cultura del café de especialidad y origen ha crecido en todo el mundo en parte por la información que tenemos al abasto”. Pero hay que seguir avanzando, reclama, y para ello “hace falta que los empresarios crean más en el barista como figura clave de su negocio y que el consumidor sea más exigente con el café que toma”. A esta colombiana originaria de Bogotá, le gustaría, además, que hubiera más mujeres baristas porque “se disfruta muchísimo y más a nivel de competición ya que toda la exigencia de la preparación es un apredizaje muy interesante”. Más profesionales que seguro tendrán en ella una gran fuente de inspiración sea en su faceta de formadora, barista o bien, la última de ellas, como juez en las competiciones.

 

Foto principal: Fórum Cultural del Café.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × uno =